Conicyt: the triumph of the "disqualified"

Presse/medie

Beskrivelse

A chronicle written by Naomi Orellana, telling the story of the process, putting the focus on the organisational and politcal aspects. I was interviewed by her as a main source while I was the graduate student representative at the Federation of Students of the University of Chile (Fech)

Emne

Alfonso Pizarro, delegado de Postgrado FECH, y quien trabajó con los inhabilitados organizados en esta crucial etapa, cuenta como se llevó a cabo este proceso.

-¿Cuándo empezó a tener resultado el trabajo que habían venido realizando para dar solución a este problema?
-Una vez que el Estado y las autoridades reconocen quiénes son los actores legítimos y los mismos afectados son quienes plantean las soluciones, es posible avanzar. Nosotros reconocemos que Conicyt empezó a dialogar para solucionar el problema, nos escucharon, nos llamábamos por teléfono, wasapeábamos, mandábamos nuestros argumentos, teníamos reuniones con  los asesores jurídicos, con los fiscales de Conicyt, fuimos a exponer para la comisión de Ciencia y Tecnología. Se asumió que esto era necesario, que era ridículo que el Estado invirtiera plata para formar capital humano avanzado, que la gente  termine de estudiar y, después, se les castigue. No solo le piden la plata de vuelta, sino que los matan laboral y académicamente, ya que el 95 % de la investigación está financiada por Conicyt. La gente del gobierno entendió que solo dialogando con los actores sociales relevantes uno puede avanzar, y que esto no solo es legítimo sino eficiente.

-Cuando estalló el problema el 2013 había un hermetismo absoluto. Las autoridades académicas mandaron cartas que ni siquiera fueron respondidas.
-No se escucha a los académicos, pero no solo a ellos, no se escucha a la sociedad civil entera.

-Pero son los intelectuales…
-Tener la razón nunca ha bastado, lo que necesitas es organización social de base, con prácticas democráticas. No basta con mandar cartas y tener la razón, y eso es lo potente de esta experiencia, que permite que haya una organización con la misma gente afectada, que es capaz de recibir apoyo de las autoridades, mancomunarse, interactuar, hablar con diputaciones. La academia en Chile está destrozada por razones que todos conocemos, no es solo por la dictadura; en los 90 hubo una desarticulación de la sociedad civil y los académicos son uno más ahí.

La “Ley que regulariza beneficios de estudiantes, sostenedores y trabajadores de la educación”, que daría solución al conflicto de los  inhablitados por Conicyt,  tardó un poco más de un mes en ser aprobada, desde que se ingresó el proyecto el 22 de diciembre del 2015. Tras pasar por todas las instancias y trámites legislativos de rigor, fue aprobada este miércoles 27 de enero, sin modificaciones.

Respecto al procedimiento administrativo que faltaría para cerrar el tormentoso episodio, Conicyt informó este miércoles a través de su sitio web que “una vez que la Ley entre en vigencia, los becarios en incumplimiento podrán concurrir a las oficinas de Conicyt o acceder a la plataforma dispuesta en el sitio web de Conicyt para presentar la documentación necesaria que permita normalizar su situación”.

En un comunicado oficial emitido por la FECH, Leonello Bazzurro, vocero de los Inhabilitados por Conicyt, señaló: “Cuesta creer que la pesadilla se está acabando, fueron más de dos años los que tuvimos que pelear. Conocimos las cloacas del Estado y nos dimos de cabeza contra el absurdo institucional. Pero gracias a una fiera y persistente organización podemos decir que ¡Inhabilitados por Conicyt va camino a desaparecer!”.

 
Periode4. feb. 2016

Mediedækning

1

Mediedækning